1

¿Cuáles son los ejes estratégicos en la cadena de suministros en la industria de alimentos y bebidas?

¿Cuáles son los ejes estratégicos en la cadena de suministros en la industria de alimentos y bebidas?

«Planificación y comunicación son palabras clave en la estrategia de abastecimiento a lo largo de la cadena de suministros».
Dora Solares, empresaria
Dora Solares
Alimentos, S.A, empresa socia de la Comisión de Alimentos y Bebidas

Contar con proyección de consumo de al menos 3 a 6 meses puede representar la diferencia entre un inventario sano a costo aceptable o una situación constante en la que se reacciona priorizando el abastecimiento ante el costo, con la finalidad de cumplir con los compromisos. 

La comunicación con cada uno de los eslabones de la cadena es primordial proporcionando visibilidad de las necesidades a nuestros proveedores, derivado que   ellos se suplirán de los materiales necesarios para atender los pedidos, así como el departamento de ventas tendrá un papel importante en la estimación de la demanda.

Este ejercicio será repetitivo en cada fase del proceso en cuanto al manejo de materiales, insumos, transporte, productos, planificación de la producción, entre otros.  Incluso proporcionar al transportista un pronóstico de contenedores o furgones para un periodo establecido favorecerá en la disponibilidad de equipos que cumplan con los estándares de calidad para el traslado de alimentos.

En la industria de alimentos y bebidas, el tiempo de vida de anaquel de un material es una limitante, así también las condiciones óptimas de almacenamiento considerando factores como:  Temperatura y humedad; anteriormente estas eran razones de peso para planificar el abastecimiento justo a tiempo conociendo las variables como tiempo de espera para el despacho de un pedido o lead time, tránsito en el país de origen, tránsito de puerto a puerto, gestiones aduanales y tránsito en el país destino para calcular la anticipación con la que debía gestionarse la recompra.

Hoy en día, se experimenta la problemática  que escuchamos constantemente, como, mayor demanda a oferta de contenedores, escasez de pilotos y equipos para los traslados terrestres, saturación en trenes, limitantes de espacio en barcos, largas filas de espera para atraque, incumplimiento de itinerarios, cambio de rutas, incremento de tarifas y recargos temporales. 

El modelo justo a tiempo, podemos coincidir, en que no es la mejor estrategia para el abastecimiento ante los acontecimientos y retos que afrontamos.

¿Qué soluciones tenemos a la vista?

Planificación y comunicación.  Iniciar identificando aquellos materiales necesarios para los productos estrella, realizando alianza con proveedores comprometidos ubicados estratégicamente. 

Determinar distintas opciones de proveedores y medios de transporte considerando factores como tiempo de tránsito, récord de cumplimiento de itinerario, costo, ruta, transbordo, condiciones de los contenedores o furgones para garantizar la inocuidad y calidad de los alimentos, certificaciones fortalezcan la confianza en el manejo de la carga, entre otros. 

La comunicación se fortalece con seguimiento cercano, una interacción que nos brinde seguridad de que todas las partes involucradas están cumpliendo con los compromisos adquiridos o bien identificar oportunamente aquellas circunstancias que están presentando riesgo en el cumplimiento, así como las desviaciones de los pronósticos realizados para ajustarlos en el transcurso del tiempo. 

No es recomendable esperar a que todas las circunstancias se alineen a favor, es necesario el involucramiento en cada paso para gestionar y lograr lo esperado.





Guatemala fortalece Relaciones con Administraciones Aduaneras de la región  

Guatemala fortalece Relaciones con Administraciones Aduaneras de la región  

«Todo esto como parte del compromiso que hemos adoptado para avanzar en un comercio lícito, más ágil y transparente, basado en las buenas prácticas que tiene la Aduana de los Estados Unidos de América».
Werner Ovalle, intendente de aduanas SAT
Werner Ovalle
Intendente de Aduanas de la SAT

La Intendencia de Aduanas de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), continúa dando pasos firmes en su modernización integral aduanera, promoviendo mecanismos que contribuyan al fortalecimiento de las relaciones con otras Administraciones Aduaneras con las que se comparte importantes lazos comerciales, en beneficio de la facilitación del comercio y el fortalecimiento de controles.

El pasado 22 de abril, el Gobierno de Guatemala suscribió un Acuerdo Aduanero de Asistencia Mutua con el Gobierno de los Estados Unidos de América, que permitirá fortalecer la competitividad de nuestro país, reforzando nuestros mecanismos de control en la lucha y combate contra la defraudación y el contrabando aduaneros a través del intercambio de información, desarrollo de asistencias, cooperaciones e intercambio de mejores prácticas entre ambas aduanas, todo esto como parte del compromiso que hemos adoptado para avanzar en un comercio lícito, más ágil y transparente, basado en las buenas prácticas que tiene la Aduana de los Estados Unidos de América.

Entre los beneficios que ofrece este acuerdo, ambas aduanas podrán generar un intercambio información, fundamental para la detección de malas prácticas como la subvaloración de mercancías, así como casos de defraudación aduanera, entre otros; fortalecerá nuestra plataforma de gestión de riesgo aduanero, también permitirá el intercambio de mejores prácticas y generar estrategias conjuntas que faciliten el comercio y que promuevan el cumplimiento voluntario de los contribuyentes, de igual forma, estrategias para la creación y fortalecimiento de capacidades y desarrollo de proyectos de modernización.

También permitirá que las Aduanas de ambos países desarrollen programas y proyectos conjuntos, así como la participación en iniciativas como la de “Puertos Seguros” generando estrategias para que las exportaciones desde Guatemala hacia Estados Unidos de América puedan llegar a ser consideradas de bajo riesgo, especialmente para las empresas que ya estén bajo la figura de Operadores Económicos Autorizados (OEA) en Guatemala, esto porque el Acuerdo da pauta para que ambas Aduanas puedan concretar  un Arreglo de Reconocimiento Mutuo ARM, que brindaría las mismos beneficios a la empresas calificadas en ambos países, que en el caso de las estadounidenses serían las que estén bajo la figura de del Programa de Asociación de Aduanas y Comercio contra el Terrorismo (CTPAT por sus siglas en inglés).

Estados Unidos de América es el principal socio comercial de Guatemala para las operaciones de comercio internacional, representando el 36.5% de todas las importaciones y el 53% del total de las exportaciones, y por los datos registrados también es principal socio comercial con Centroamérica; estadísticas que sustentan la clara necesidad de que las Aduanas dispusieran de este instrumento.

Esta coordinación entre Administraciones Aduaneras se sustenta las recomendaciones de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), la cual en el Pilar I “Relación Aduana – Aduana” del Marco Normativo SAFE, refleja todos los beneficios que se derivan de cuando las Administraciones Aduaneras generan estos lazos de asistencia, cooperación y coordinación.

Finalmente, es importante resaltar que este Acuerdo forma parte de la estrategia de “coordinación entre aduanas” contenida en el Plan Estratégico de SAT bajo el objetivo de la Modernización Integral Aduanera, ya que el Acuerdo con Estados Unidos de América, está articulado con  la estrategia de coordinación con los países que Guatemala comparte fronteras terrestres; en 2018 se implementó el esquena de “Integración Profunda” con Honduras, en 2019 se suscribió el Acuerdo Aduanero con los Estados Unidos Mexicanos con el cual se podrán tener operaciones conjuntas en uno de los territorios, y se continua trabajando con El Salvador para concretar y replicar el modelo hondureño.

La mejora de la coordinación, asistencia y cooperación con las administraciones aduaneras es vital para que el país mejore su competitividad en comercio exterior, clima de atracción de negocios, así como mejores tiempos y costos logísticos.




AGRITRADE continúa siendo la Feria más importante agrícola de Centroamérica

AGRITRADE continúa siendo la Feria más importante agrícola de Centroamérica

AGRITRADE sigue siendo la Feria más importante Agrícola de Centroamérica, donde todos los miembros de la cadena productiva generan negocios locales e internacionales.
Estuardo Castro
Estuardo Castro
Presidente del Comité Organizador de la Plataforma AGRITRADE

En mayo del 18 al 20 de 2022,  estaremos llevando a cabo la 20ava. edición de AGRITRADE Expo & Conference, en Antigua Guatemala.

En esta  feria participarán más de 125 compradores internacionales de 17 países que vendrán a comprar productos agrícolas de exportación.

Será el lugar de encuentro por tres días entre productores, exportadores, casas comerciales, empresas de logística y transporte, todos con el objetivo de hacer negocios importantes para toda la cadena productiva.

Tendremos 15 seminarios con expertos internacionales donde se abordarán temas importantes para el sector agroexportador, tales como:

  • Oportunidades de mercado para exportar a Canadá
  • Tendencias y Regulaciones sobre uso de plaguicidas para el mercado europeo
  • El caso de éxito del aguacate
  • Guatemala como pionero de Centroamérica
  • Incremento del consumo del mango en Estados Unidos
  • Mercado de Centroamérica una oportunidad de negocios
  • Mecanismos de financiamiento para la agroindustria, entre otros.

Este año, el salón de exposición contará con 200 stands donde los sectores de vegetales, frutas, café, flores de corte, plantas ornamentales, miel, cardamomo, cacao, y productos congelados y procesados podrán exponer la oferta exportable de Guatemala a los 125 compradores internacionales con citas de negocios.

También, tendremos por segunda ocasión el Coffe Trade dentro del evento, donde habrá un salón con exposición de café, subastas, cataciones  y ruedas de negocios con compradores internacionales.

A la vez, más de 40 asociaciones rurales vendrán al evento a ofertar sus productos de todas las regiones de Guatemala, a las empresas agroexportadoras locales para incrementar más exportaciones.

AGRITRADE sigue siendo la Feria más importante Agrícola de Centroamérica, donde todos los miembros de la cadena productiva generan negocios locales e internacionales, este año estaremos entregando también el premio a la innovación a la empresa que haya innovado en sus productos o servicios al sector agroexportador.

¡Es un evento que, sin duda, no puede perderse!

Para más información del evento y compra de entradas: ruth.estrada@agexport.org.gt

https://youtu.be/MfQ_D8A3hBY




Alternativas de acceso a financiamiento empresarial a través del leasing

Alternativas de acceso a financiamiento empresarial a través del leasing

Alternativas de acceso a financiamiento empresarial través del leasing
Juan José Revolorio
Gerencia de Competitividad de AGEXPORT

Es un instrumento  que permite financiar bienes muebles e inmuebles con los cuales el arrendador transfiere al arrendatario el uso o la tenencia del bien, contra el pago de rentas o cuotas pactadas en un contrato desde un inicio en el cual se establece la opción de compra o no del bien.

Existen dos tipos de leasing, el financiero y el operativo, la principal diferencia entre estos es que en el primero, el arrendador concede al arrendatario la opción de compra del bien al finalizar el plazo del contrato, estableciendo una cuota o valor residual, así mismo el arrendatario asume todos los gastos de mantenimiento, pago de impuestos y seguros  del bien.

Mientras que en el contrato de leasing operativo el arrendatario no posee la opción a compra y es responsabilidad del arrendador  dar la cobertura del mantenimiento adecuado para que el bien funcione correctamente.

Esta figura de financiamiento puede resultar ideal para las MiPymes en Guatemala,  principalmente en los casos en que requieran adquirir  tecnología es decir, hardware y software,  equipos productivos tales como maquinaria agrícola e industrial, vehículos  como  transporte de carga de pasajeros  o,  incluso bienes inmuebles  como bodegas, oficinas, fincas, plantas, entre otras.

Todo esto, sin la necesidad de desembolsar inmediatamente una gran cantidad de efectivo, permitiéndole al arrendatario gozar de la explotación y uso del bien para su producción y prestación de los servicios que más le convenga.

Dentro de las principales ventajas se pueden mencionar las siguientes:

  • Se puede financiar el 100% del bien mueble o inmueble.
  • Estas operaciones no forman parte del nivel de endeudamiento de la empresa ya que no se ven reflejados como deuda a corto, mediano o largo plazo.
  • La obtención de beneficios fiscales ya que las rentas o cuotas de amortización pueden ser deducibles del Impuesto Sobre la Renta y, por otro lado, generan derecho a crédito fiscal ya que el arrendatario emite una factura por el valor de las rentas, lo anterior aplica siempre y cuando el bien sea para uso del giro de negocio de la empresa.
  • Es ideal para renovar los equipos informáticos de la empresa o una flota de vehículos, permitiéndole siempre estar a la vanguardia, usando tecnología de punta en sus procesos.
  • No es necesario presentar garantías prendarias o hipotecarias ya que el mismo bien funciona como tal.

Las MiPymes en Guatemala enfrentan serios problemas de liquidez en comparación con las grandes empresas o transnacionales, es de suma importancia que puedan evaluar las diferentes opciones financieras para ampliar sus operaciones sin que estas les afecten sus niveles de liquidez, esto es lo que ofrece el contrato de leasing, una oportunidad para que las empresas puedan renovar sus activos, comprar un inmueble y que todo eso coadyuve a una diversificación de productos o aumento en sus niveles de ingresos sin descapitalizarse para llevarlo a cabo, permitiéndole que  el capital no utilizado en la compra de bienes muebles o inmuebles lo utilice para invertir en otras partes de la empresa generando mejores resultados económicos. 

Por su parte, para las entidades financieras, la colocación de este instrumento de financiamiento también representa un beneficio, ya que por una parte les permite mitigar los riesgos de las operaciones crediticias y por la otra diluir los inconvenientes que les ocasiona exigir garantías hipotecarias a los empresarios.

En el Buró de Servicios Financieros de AGEXPORT, brindamos asesoría especializada para que su empresa pueda aplicar y obtener un crédito a través de leasing.  Le facilitamos toda la asesoría que su empresa necesite para establecer cuáles son las mejores fuentes de financiamiento aplicables a su modelo de negocio, tomando en cuenta que cada cliente es diferente y posee distintas necesidades, para más información escríbanos a:  asesorias.especializadas@agexport.org.gt




La economía plateada

La economía plateada

La inclusión financiera de este creciente segmento de la población de adultos mayores generará oportunidades en toda la región a través de la «economía plateada»
Qué es BID Invest
BID Invest

La pandemia ha puesto de relieve que las personas mayores en América Latina y el Caribe (ALC), estuvieron más expuestas al Covid-19 y al tiempo fueron las que más dificultades han tenido para adaptarse a la digitalización creciente impuesta por los encierros.

Ha llegado el momento de que este segmento sea visto como una oportunidad en lugar de un coste.

Todos hemos sido niños, y hemos pensado en los desafíos que afrontaríamos cuando nos convertiríamos en personas mayores. Con el pasar del tiempo, esas personas mayores van  llegando a una edad en la que la tecnología empieza a suponerles no una ventaja sino una barrera: no hay más que ver las filas en frente de cualquier sucursal bancaria, frecuentemente compuestas por adultos mayores tratando de usar la interfaz digital del banco, o ni siquiera tienen una buena conexión a Internet para accederla.

Según estimaciones de la ONU, la mayor parte de los países de la región tiene un mero crecimiento anual de la población de entre el 0% y el 1%, similar al de muchos países de regiones más ricas. Sin embargo, el número de personas que tendrán más de 65 años en la región subirá de 56.4 millones en 2019, a más de 144 millones en 2050.

Si bien, ante el panorama de la pandemia, compete hablar de salud y hospitales, pero es muy importante también empezar a pensar en el futuro: hacen falta productos financieros para esta población, ayuda y educación financiera, y acceso a la tecnología y digitalización.

Un reciente informe publicado por el Centro Universidad Católica de Chile, con la colaboración del Grupo BID, resalta las necesidades de los adultos mayores.

Sobre la base de diálogos con más de 8 mil chilenos, el informe concluye que la percepción de incertidumbre es clave en la población en general, y aumenta con la edad. Cuando avanzamos en edad, esta incertidumbre se refleja en la fragilidad con la que se percibe el futuro de instituciones como la educación, servicios como las pensiones e incluso el propio medioambiente.

Sin embargo, frente a estos sentimientos, se evidencia también esperanza, asociada principalmente a la disminución de la incertidumbre, lo que implica un deseo de que las instituciones contribuyan a generar certezas para la vida de las personas.

Esto es un hallazgo clave, y es la propia base de la llamada “economía plateada” que describa toda la compra y venta de los bienes y servicios para los adultos mayores.

Estamos en el siglo XXI, y la longevidad puede ser más productiva que en el pasado. Los adultos mayores de hoy, por ejemplo, tienen más posibilidades de seguir trabajando, estudiando y consumiendo, gozan de mejores condiciones físicas que los adultos mayores de otras décadas, y tienen más energía para disfrutar de la vida y seguir contribuyendo a la sociedad.

Hay distintos patrones de consumo y comportamiento y esto va a seguir evolucionando.

El desarrollo de servicios y productos para los adultos mayores es clave. Un reciente estudio del Grupo BID (en inglés acá) destaca que las compañías e instituciones de la región que actúan en la economía plateada están todavía demasiado centradas en los cuidados de salud (muchas son hospitales, asilos, farmacéuticas, entre otros) mientras que el papel de los actores en el consumo activo (turismo, entretenimiento, educación, vivienda) o en la inversión y mercado de trabajo es aún muy pequeño.

La conclusión del informe es que probablemente exista una demanda potencial de servicios que no se corresponde, hasta el momento, con una oferta suficiente. Ayudar al sector privado a encontrar estas nuevas oportunidades es el gran desafío.

La idea es que surjan más actores como Caja Los Héroes de Chile, entidad pionera que posee más de un millón de clientes, con un fuerte enfoque en la atención a pensionados (adultos mayores) con el 66% de la cartera de crédito social dirigido a ese segmento. BID Invest apoyó a Caja Los Héroes con fondos y apoyo para promover la educación financiera entre los adultos mayores.

Se ha ofrecido apoyo similar a otras instituciones financieras que han puesto el foco en la economía plateada, como Caja 18 y el Banco PAN de Brasil.

En Japón, se estima que el mercado de la economía plateada ha superado los US$1.1 billones, cifra que se ha duplicado en 20 años y que ahora representa prácticamente la mitad de todo el consumo del país.

En ALC, que está envejeciendo rápidamente, la economía plateada podría jugar un papel de locomotora económica. Se estima que, en 2050, más de una de cada cuatro personas (27.5%) será mayor de 60 años. En 2090, ALC será la región con el porcentaje de adultos mayores de 60 años más alto del mundo, con más del 36%, según estimaciones de la ONU.

Es hora de dejar atrás la discriminación por edad, y  que la región tenga una visión más abierta y positiva sobre los temas del envejecimiento y los adultos mayores.

A través de los inversiones de BID Invest, apoyamos la inclusión financiera de los grupos mas vulnerables de este segmento de clientes para garantir que puedan continuar haciendo su contribución a la economía de la región.




El uso de incentivos y empujones para ayudar a las empresas

El uso de incentivos y empujones para ayudar a las empresas

Los fondos de donantes pueden combinarse con inversiones de capital para crear incentivos y empujones para los equipos de gestión de las empresas, a fin de lograr un resultado específico que sea bueno para la sociedad o el planeta, e idealmente para ambos.
Qué es BID Invest
BID Invest

Charlie Munger, el impulsor no tan conocido de Berkshire Hathaway, una vez sentenció: «muéstrame el incentivo y te mostraré el resultado». Esta sencilla afirmación resume lo que los economistas siempre han sabido que subyace a la idea de aprovechar el poder del capitalismo para lograr un beneficio, ya sea para los accionistas de una empresa, como buscaba Charlie; o para un grupo más amplio de partes interesadas.

Nosotros, simples mortales, nos regimos por nuestra interpretación de los incentivos a través del prisma de nuestra experiencia y psicología individuales. En un mundo capitalista, el incentivo más universalmente aplicado es el financiero. No obstante, a cada uno de nosotros se nos puede empujar, mediante incentivos bien diseñados, para que actuemos de una u otra manera.

Un ejemplo frecuente es el de la inscripción automática para lograr un resultado deseado, en lugar de poner como requisito la inscripción voluntaria para lograr el mismo resultado. Esta sencilla constatación ha permitido a empresas utilizar esta estrategia para aumentar sustancialmente el número de trabajadores que se suscriben a planes de pensiones, así como a los gobiernos a incrementar el número de donantes voluntarios de órganos. Tal vez la estructura de incentivos más poderosa sea la que combine una recompensa económica con uno o dos empujones.

Esto es relevante ya que en BID Invest estamos probando el uso de fondos de donantes para complementar nuestras inversiones de capital en América Latina y el Caribe, de manera tal que se generen incentivos y empujones para los equipos de gestión de las empresas en las que invertimos, a fin de lograr un resultado particular que sea bueno para la sociedad o el planeta, e idealmente para ambos.

Los equipos de gestión suelen reconocer que estas externalidades positivas valen la pena, pero podrían no ser objeto de tanto empeño sin estos incentivos y empujones financieros. ¿Por qué? Porque somos humanos, y así es como funcionamos. Sin incentivos no hay empujones, y los resultados son menos positivos.

¿Y qué ocurre con los resultados de las empresas? Son muchas las oportunidades de apoyar simultáneamente el crecimiento de las empresas y la generación de resultados sociales positivos. Emplear una mano de obra diversificada contribuye a disminuir las desigualdades, y las investigaciones sugieren que también es rentable para las empresas, como lo demuestra, por ejemplo, el Boston Consulting Group en un informe de 2018.

En otros casos, las empresas pueden generar externalidades positivas, pero no saben cómo medirlas. Este puede ser el caso de los modelos de negocio disruptivos que generan eficiencias en las cadenas de valor y que además generan una reducción neta del consumo de energía.

Saber cuáles son esas eficiencias y poder medir su impacto en el desarrollo supone un gran beneficio para la sociedad. Este «bien de conocimiento» intangible, cuando se pone a disposición del público, es reproducible y ampliable. Y este argumento podría profundizarse. También es muy valioso para la sociedad saber hasta qué punto estos modelos funcionan o no, y en qué condiciones o entornos. Con incentivar a las empresas para que experimenten se logra ese objetivo.

Hemos decidido centrar estos experimentos en las empresas más nuevas: aquellas que son disruptivas, que crecen rápidamente y que están transformando las industrias. ¿Por qué? Porque es mucho más fácil trabajar en la cultura y el ADN de una empresa cuando su cultura es incipiente que más adelante, cuando ya ha madurado y cuajado.

Además, si estas empresas tienen éxito y remodelan sus respectivos sectores, es probable que sus prácticas sean copiadas y ampliadas. ¿Cómo? Por lo general, a través de opciones de compra de acciones u otros incentivos de acciones transferidos desde la participación de capital del donante que están vinculados a resultados específicos, como el desarrollo y la aplicación de metodologías para medir la huella de carbono o la reducción de emisiones. También se pueden fijar objetivos de género, de inclusión y de PYME.

¿Y qué hay del empujón? Por ejemplo, dar a conocer la huella de carbono dentro de la empresa y potencialmente a los clientes puede ser aquel componente que “empuje”. Demostrar que un nuevo modelo de negocio no solo es rentable, sino también sostenible, puede ser otro. ¿Y cuáles son los resultados hasta ahora? Existen razones para ser optimistas; si bien es prematuro aseverarlo, los primeros indicios son positivos.

Hasta ahora, hemos realizado este experimento en tres empresas: estructuramos incentivos de género, diversidad e inclusión para un proveedor de energía solar de prepago para comunidades rurales sin acceso a la red eléctrica nacional en Guatemala y Colombia; estructuramos incentivos climáticos para implementar una herramienta de medición de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para una empresa de logística electrónica en Brasil; y estructuramos un incentivo climático para implementar un plan de transición y eficiencia energética para una tienda en línea de comestibles en Colombia y México.

¡Manténgase en sintonía!




Una nueva mentalidad sostenible facilitará la construcción del futuro

Una nueva mentalidad sostenible facilitará la construcción del futuro

Es importante invertir en construcción de edificaciones que reduzcan emisiones de gases efecto invernadero, pero es igual de importante, o más, crear un nuevo marco financiero y una nueva mentalidad que ayude a los inversionistas a dirigir sus fondos en este sentido.
Qué es BID Invest
Jan Eskildsen y Luis Alejandro Mejía de BID Invest

 

Hace años, cuando lideraba una división de negocios verdes en un banco privado, tuve oportunidad de compartir diálogos con varios profesionales que en aquel tiempo crearon el Consejo de Construcción Verde en Guatemala. Éste fue un paso en la dirección correcta en el sector de construcción, aunque durante mucho tiempo ha existido la necesidad de mayores incentivos para seguir por ese camino.

Estos incentivos ya están llegando, con un énfasis en cómo podemos invertir distinto, esto es, incluyendo de manera central en las inversiones un enfoque en la mitigación del cambio climático y aumentando la resiliencia de la infraestructura en los países de América Latina y el Caribe (ALC).

Esto ocurre tanto a nivel de infraestructura social y financiera, como en la infraestructura física, como edificios y puentes.

Para entender este nuevo énfasis, necesitamos comprender e internalizar una nueva mentalidad que se basa en:

a) Asumir que necesitamos invertir de una manera en la que nuestras inversiones no coadyuven a que el cambio climático continúe avanzando.

b) Reconocer que el cambio climático que ya ha ocurrido no es reversible y, por tanto, necesitamos invertir en activos que estén preparados para soportar el cambio climático que ya provocamos.

Esta visión y compromiso son absolutamente necesarios, en especial, en activos de la construcción que en países del Caribe y América Central se encuentran expuestos a riesgos muy altos por eventos extremos de carácter climático. Muchos cambios al negocio tradicional son precisos, como ya señaló el Sistema Guatemalteco de Ciencias del Cambio Climático en 2019.

Al respecto, es importante invertir en infraestructura que reduzca emisiones de gases efecto invernadero. Al agregar las emisiones provocadas durante la construcción de edificios a las emisiones operacionales de tales edificios, el sector de la construcción representó el 38% del total de las emisiones globales de CO2 relacionadas con la energía. Por otro lado, el consumo en el transporte generó el 50% de las emisiones totales anuales de Guatemala, con datos de 2016.

Escalar la sostenibilidad y acción climática a futuro en el sector construcción tiene mucho más que ver con incentivos, riesgos, mercado financiero y mercadeo que con un enfoque exclusivo de certificaciones.

Las certificaciones no deben ser la formula única de promover la construcción sostenible.

La aplicación del enfoque de sostenibilidad en construcción permite crear activos patrimoniales, o bien portafolios de inversión en infraestructura a largo plazo donde la exposición a riesgos sistémicos como el cambio climático es menor; esto representa un incentivo financiero central y de gran relevancia, porque dichos activos tendrán menor exposición a ese riesgo, de carácter sistémico y permanente.

Ello resulta en portafolios a largo plazo de menor riesgo, de especial interés para los mercados de capital, fondos de inversión e inversionistas institucionales que invierten en activos de este tipo.

En BID Invest estamos trabajando con el sector privado de la región para propiciar una recuperación económica potente y sostenible post pandemia que permita escalabilidad y replicabilidad de mejores prácticas en la región. Por ello, junto con Banco Agromercantil (BAM) en Guatemala hemos diseñado una alianza que permitirá, a través de la combinación de nuestros servicios financieros y de asesoría, generar innovaciones en el mercado financiero al crearse productos financieros que brinden incentivos apropiados de mercado, tanto para proyectos de construcción sostenible, como para financiar la movilidad baja en emisiones.

Esta alianza se formalizó en el marco de la Conferencia Global sobre Cambio Climático 2021 (COP), en Glasgow, Escocia, y canalizará US$70 millones en financiamiento de BID Invest a través de BAM hacia el sector privado en Guatemala.

A través de esta alianza, se financiarán inversiones que permitan reducir las emisiones de gases efecto invernadero en construcciones, ahorrando al menos un 20% en energía, 20% en agua y 20% en materiales de construcción, tanto en la construcción como en la operación de los activos.

Adicionalmente, se podrán financiar vehículos híbridos y eléctricos, y se espera ampliar financiamiento hacia otros métodos alternativos con cero emisiones para la movilidad urbana, que permitan capitalizar los esfuerzos públicos de creación de medios alternativos de transporte como las ciclovías.

BID Invest y BAM comparten valores orientados a la innovación y a romper paradigmas dentro del sistema financiero tradicional, que permitan el triunfo de los negocios sostenibles. Por ello, hemos creado una alianza ganar-ganar basado en unir esfuerzos, recursos y visiones compartidas para un objetivo en común, contribuyendo a su vez a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas.

Aún queda una brecha entre esta primera iniciativa y cómo transcenderla a nivel nacional para que más instituciones se sumen a este esfuerzo. Con iniciativas y alianzas  se potencia y acelera una nueva tendencia hacia el cambio que esperamos permita escalar el financiamiento de la construcción sostenible y movilidad baja en emisiones en Guatemala y en el resto de la región centroamericana. 




Obstáculos para los accionistas minoritarios que buscan salir de su inversión

Obstáculos para los accionistas minoritarios que buscan salir de su inversión

Una de las características más atractivas de emprender es la posibilidad de construir empresas con socios. Es por eso que las dificultades legales para los socios minoritarios que desean desprenderse de inversiones privadas representan un obstáculo clave para el capital privado y particularmente para inversores individuos, incluyendo individuos de alto poder adquisitivo.
Qué es BID Invest
BID Invest

Un detalle poco conocido sobre 2020 y la primera mitad de 2021 es que fue un año récord de entrada y salida de capital de empresas privadas en América Latina y el Caribe (ALC). Esto ocurrió a pesar de los conocidos obstáculos a los que se enfrentan los accionistas minoritarios que intentan salir de sus inversiones en la región.

Con una contracción generalizada de las economías a causa del aislamiento que conllevó la pandemia, el motor que impulsó esta tendencia fue el exceso de liquidez mundial debido a que las tasas de interés se redujeron hasta alcanzar mínimos en los mercados desarrollados. La pandemia creó oportunidades de inversión atractivas, en particular, en capital de riesgo de empresas de tecnología, como podemos ver por la forma en la está madurando el sector del capital privado en ALC.

En 2020, el sector de capital privado de América Latina demostró su resiliencia en medio de la pandemia de Covid-19 y la disrupción económica resultante en toda la región. Los administradores de fondos invirtieron US$16.300 millones en 653 negocios en 2020, cifra récord de acuerdo con las estadísticas compiladas por la Association for Private Capital Investment in Latin America (LAVCA).

Según LAVCA, 2020 también fue un año récord de salidas, impulsadas por la actividad de los mercados públicos en la bolsa de comercio brasileña B3. Los administradores de fondos de capital privado enajenaron US$11.100 millones en 105 operaciones de salida. De forma similar a lo ocurrido en mercados desarrollados, las tasas de interés históricamente bajas impulsaron el capital a títulos que crearon un mercado receptivo de ofertas públicas iniciales. Como resultado, los administradores de fondos de capital privado utilizaron los mercados de capitales públicos principalmente en Estados Unidos y Brasil para lograr liquidez

LAC sí registró mucha actividad de inversión, pero ésta podría —e incluso debería— haber sido mayor. Un problema clave es la dificultad que implica salir de las inversiones privadas. En la edición 2020 de la Global Limited Partners Survey (encuesta de socios comanditarios mundiales) de EMPEA, realizada en colaboración con la LAVCA, el 22% de los participantes manifestaron estar preocupados por el entorno de salida como freno a las inversiones en la región, un porcentaje que se mantuvo estable durante los últimos años en los que la encuesta reflejó una proporción subpar de resultados de salida y capital atrapado.

De acuerdo con un informe de EMPEA/LAVCA, la región cuenta con una tasa de penetración de capital privado a cinco años de solamente 0.18% por comparación con 186% en Estados Unidos. En una región en la que el acceso al financiamiento bancario es escaso, el capital privado juega un papel vital a fin de que las empresas puedan obtener financiamiento a largo plazo para afrontar las

demandas industriales y de los consumidores locales.

Esta baja penetración de capital en ALC podría estar relacionada al hecho de que las estructuras tradicionales de financiamiento de capital de riesgo y capital privado presentan desafíos inherentes a los administradores de fondos, incluida la superficialidad de los mercados de capital locales al limitar el número de posibles compradores. También hay inconvenientes para los socios minoritarios que tienen derechos limitados bajo la legislación local, y están sujetos a una relación de debilidad frente a un accionista mayoritario.

El hecho de que muchas inversiones en los mercados emergentes hayan sido y sigan siendo inversiones minoritarias de capital en negocios de crecimiento también puede complicar las rutas de salida, ya que puede resultar difícil alinear a los patrocinadores de la empresa y los accionistas minoritarios al momento de la salida. Además, es normal que los patrocinadores tengan una gran incidencia en el proceso de toma de decisiones.

Como la región cuenta con muchas empresas familiares, también resulta bastante común encontrarse con situaciones en las que un inversor minoritario desea abandonar su participación minoritaria en un negocio, pero la familia no está de acuerdo y no lo deja ir. De manera similar, si bien la reventa al promotor es una opción que suele estar incluida en las condiciones de los negocios originales, puede que los inversores no lo vean como la opción más atractiva y, en todo caso, algunos tienen problemas para ejercerla. Resolver este tipo de casos en la justicia puede llevar años, lo que lo convierte en un paso inviable para la salida.

La combinación de la falta de un mercado para la venta de acciones y los fuertes derechos legales de los accionistas mayoritarios se convierten en la combinación perfecta para terminar en un proceso judicial o arbitraje con altos costos para los accionistas y la empresa.

Encontrar vías de salida apropiadas también es difícil para los socios minoritarios. Todo esto contribuye a hacer que resulte más difícil que los inversores en empresas que no cotizan en bolsa consideren su experiencia en los mercados emergentes de la región como un éxito resonante. ¿Qué se debe hacer al respecto?

El instrumento clave para regular la salida de los accionistas minoritarios es un acuerdo de accionistas que brinde diferentes posibilidades de salida. Un buen acuerdo incluye múltiples características, incluidos derechos de protección de los accionistas minoritarios, como:

  • Elegir a representante

    La designación de un miembro del directorio o veedor que represente al socio minoritario.

  • Establecer condiciones

    El establecimiento de actos societarios que requieran el consentimiento del accionista minoritario o una mayoría calificada.

  • Respetar derechos

    Derechos de preferencia de los accionistas para integrar las nuevas acciones emitidas antes de que estas les sean ofrecidas a terceros para evitar una posible dilución.

  • Mantener informados a los socios

    Compromisos de presentación de información financiera de manera que esta se encuentre disponible para todos.

Lo que es más importante, el acuerdo también debe especificar los derechos de salida, como los derechos de transferencia (el derecho de poder vender las acciones cuando se desee a fin de maximizar el retorno de la inversión). Por otra parte, cuando resulte posible se debe evitar o mitigar cuando resulte posible el uso de instrumentos como las opciones de compra de acciones (que pueden forzar la venta de la tenencia minoritaria en el momento incorrecto), los derechos a la primera oferta (ROFO, por sus siglas en inglés) y derechos de tanteo (ROFR, por sus siglas en inglés), que limitan el alcance de los posibles compradores de participaciones minoritarias; aunque para los accionistas minoritarios son mejores los ROFO que los ROFR.

No nos olvidemos de las opciones de venta de acciones (a las que a veces nos referimos como un “mal necesario”); es decir, el derecho de vender acciones a terceros en virtud de ciertas condiciones acordadas previamente, lo que les otorga un mecanismo de liquidez a las acciones, pero no garantiza el retorno de la inversión.

Las cláusulas de acompañamiento, el derecho de vender si y cuando venden ciertos accionistas en los mismos términos y condiciones (incluido el precio), también se consideran un derecho de salida clave para los accionistas minoritarios.

En resumen, la protección de las minorías y los derechos de salida son clave para invertir en empresas privadas como accionista minoritario. Los inversores sofisticados, como los gestores de fondos y muchos inversores institucionales, han aprendido hace mucho tiempo acerca de estos obstáculos. Sin embargo, éste es el momento, a medida que la industria del capital privado se desarrolla en ALC, para asegurar que aquellos individuos inversionistas minoritarios que deseen continuar ayudando a la región a recuperarse de la pandemia tengan las protecciones y los derechos necesarios para tratar de superar los obstáculos de salida del pasado. Si te sientes identificado con estos obstáculos, se consciente al momento de invertir y obtén el asesoramiento de expertos.




¿Qué $%^#& es la propiedad intelectual en la economía naranja?

¿Qué $%^#& es la propiedad intelectual en la economía naranja?

LUIS TERCERO FPERFIL

La propiedad intelectual es comparable a la descripción de Morpheus acerca de la Matrix, porque esta en todo lo que vemos a nuestro alrededor.  La sentimos cuando manejamos nuestro vehículo o motocicleta y cuando caminamos por la ciudad, esta presente todos los días de nuestra vida, incluso nos acompaña físicamente por un tiempo después de morir.

Luis Tercero


Presidente Comisión de Economía Naranja

Pero, si está tan presente en nuestra existencia, porqué se habla tan poco de ella. Una de las razones puede ser el hecho que gracias a la globalización, la curiosidad innata del humano y el fácil acceso que actualmente se tiene a bienes y servicios por medio de tecnologías basadas en el internet, adoptamos cómodamente nuestro rol de consumidores activos y no en creadores. Y es allí, en esas mentes que le dan vida a las ideas donde radica la fortuna de este concepto.

Si comprendemos que la propiedad intelectual a nivel mundial genera Billones de Dólares en utilidades, comparables con la economía de países como Alemania, el tema se torna mucho más serio e importante. Sobre todo al comprender que nosotros como personas individuales y siendo parte de países en vías de desarrollo como muchos en Latinoamérica, tenemos acceso a producir riqueza a traves de los derechos de autor, de la misma forma que lo tienen las empresas multinacionales más grandes del mundo. Porque el valor de la propiedad intelectual se encuentra en la idea en si misma, que es la que abre paso a la creación física, electrónica o digital de una novedad. Esto involucra productos y servicios musicales, cinematográficos, digitales, mercadológicos y creación de videojuegos, animación 3D, realidad aumentada, realidad virtual y arquitectura, entre muchas otras formas que adopta.

Temas como estos serán abordados en el Encuentro Académico Empresarial organizado por la Universidad del Valle de Guatemala en conjunto con la Comisión de Economía Naranja de las Industrias Creativas de AGEXPORT el próximo 18 y 19 de noviembre. Este encuentro busca informar a los participantes sobre las posibilidades que profesionales, emprendedores y estudiantes guatemaltecos y de la región tenemos para acceder a estas oportunidades de crecimiento a todo nivel. El evento podrá seguirse a través de zoom y redes sociales.

Registro en el siguiente enlace:


Haz clic aquí





Un estado con inclusión digital

Un estado con inclusión digital

Enrique Cossich, Director Ejecutivo de la Comisión Presidencial de Gobierno Abierto y Electrónico
Ing. Enrique Cossich
Director Ejecutivo de la Comisión Presidencial de Gobierno Abierto y Electrónico

No debe bastarle al gobierno poner a disposición de la población los servicios digitales. No agrega valor a la interacción entre el ciudadano y el funcionario si no son utilizados.

Para ello es necesario reforzar las capacidades de las personas para acceder y utilizar dichos servicios.

Por lo primero que hay que comenzar es por la promoción de la inclusión digital. La exclusión digital es resultado de diversos factores o la combinación de ellos, el primero a considerar es el económico: las comunidades pueden tener sistemas de conectividad pero el costo de acceso es tal que resulta prohibitivo para segmentos de ciudadanos, especialmente aquellos viviendo en condiciones de pobreza o extrema pobreza. 

El siguiente factor es la escolaridad: los bajos niveles de educación de las personas provocan desconocimiento de los avances tecnológicos y los medios asociados a los mismos o los encuentren complicados de usar y por ella optan por continuar usando la modalidad presencial y así mantener un alto costo de gestión ante la administración pública.

La exclusión digital también se da por factores de localización geográfica: existen ciertas áreas en las cuales los proveedores comerciales de conectividad no encuentran incentivo en desarrollarla debido a sus elevados costos, condiciones geográficas o simplemente sus análisis de costo beneficio les indica que los favorecidos no generarán los siguientes ingresos a la compañía que justifique las inversiones.

Finalmente hay que tomar en cuenta el factor edad. Un número considerable de personas de las nuevas generaciones nacen en un ambiente digital amigable al cual se adaptan rápidamente, lo que no sucede con las generaciones de sus padres o abuelos.

Es por ello que el gobierno debe ser creativo en el sentido que todos los servicios digitales diseñados para ser utilizado por personas de edad elevada deben ser lo suficientemente sencillos para que no representen una barrera.

Ese concepto es igualmente importante para jóvenes de baja escolaridad, los cuales tendrán desventajas comparados con aquellos quienes alcanzaron un grado de escolaridad suficientemente elevado que les permite comprender y hacer uso de las tecnologías para mejorar sus gestiones con el gobierno.